Hay días como los de hoy en los que la pesadumbre mental me lleva a acariciar esa vaga idea.

Quemar todas las naves.

Sin sobrevivientes.

Suicidio virtual.

Renacer en otro ser.

Renacer en otro “usuario”

Iniciar el ciclo nuevamente y volver a echarlo a perder.

Perderlo todo para ganar nada.

Xhabyra como blog rebasó las mil entradas, como webcomic no llegó a las quinientas.

-Sonrie acariciando la tecla “ENTER” mientras el cursor gira alrededor del botón en pantalla que en letras mayúsculas dice “hazlo”-

*lanza la moneda al aire*