Son las 15:36, tengo solo cuatro minutos para escribir una entrada, acabo de voltear a ver el reloj y me doy cuenta que ahora son tan solo tres por que el minutero ya se ha movido de su lugar avanzando un paso para dar vida a los siguientes 60  segundos que habran de ser sacrificados en una interminable, infrenable, inentendible voragine de tiempo.

Sigo vivo, se me terminaron mis cuatro minutos y lo unico que puedo decirles es que sigo vivo, xhabujando pendejadas en la primer oportunidad que se presenta.

ya vieron en la barra de la derecha la seccion que se titula “QUE HAY PROGRAMADO”, es muy comprometedor por que desnuda un poco de lo que ya esta cocinado, pero me gusta por que asi hasta yo me puedo dar cuenta que no nos vamos a detener.

15:41 el tiempo se burla de mi, ya me tengo que regresar al mundo real, ahora ya voy un minuto tarde para integrarme a la vida.

Te leo en el futuro,…