Una botella de Jack Daniels y un licorera de acero inoxidable de 6 onzas (que vienen siendo como 180 mililitros) para poder llevar conmigo alcohol a lugares que antes no podía por temor a quebrar la botella y por que obvio no a todos lados se puede llegar con una botella en la mano pero (no contaban con mi astucia) si con una licorera bien guardada en el bolsillo del pantalón.

Ya tenia rato queriéndome compra la licorera, y de hecho ya había visto algunos modelos carisimos de parís con forros de piel y grabados en la lamina que a mi gusto se ven muy apuñalados, esas las vi en el sangrons de una plaza grande que ahí por aquí y también estuve a punto de comprarla en mercado libre, pero un camarada me paso el dato de una tienda local en la que podía conseguir mi primer licorera a buen precio y sin tener que esperar por el envío.

Como el regalo me lo hizo mi niño interior, le deje a el todo el proceso de compra y ahí lo tienen a las 08:30 de la mañana comprando la botella de whisky en una tienda comercial, y no se lo podían vender, no por ser niño sino que en esa tienda el alcohol lo pueden empezar a vender hasta las nueve, así que mi niño interior se tuvo que esperar, pero a las 09:01 ya estaba de vuelta en la caja de vinos y licores para pedir su botellota, la pago y listo.

Para comprar la licorera mi niño interior tomo un transporte urbano, y se fue a la tienda que me habían recomendado, entro como todo un novaton y le pidió a la chica que le mostrara todos los tamaños de licoreras, había de 3 onzas, de 6 onzas, de 7 onzas,  no le pidió a la chica que se las modelara por que no tiene esa malicia que tenemos los adultos para pedir a las chicas que modelen licoreras baratas de acero inoxidable.

Las destapo todas, les miro el interior no se por que o que esperaba encontrar en el interior de una licorera vacía y nueva, las volvió a tapar y  las comparo en tamaño acomodándolas de las mas grande a la mas pequeña, finalmente eligió una de 7 onzas y ya la iba a pagar cuando cambio de decisión por una de 6 onzas por que el numero 7 no es un número par y mi niño interior tienen una obsesiva atracción hacia los números pares, pobrecito cuando crezca su obsesión va a ser peor.

Ya con la botella y la licorera adquiridas se dio cuenta que le hacia falta conseguirme el embudo para yo meter el liquido a la licorera sin hacer un cagadero, y fue así como termino en una tienda de artículos para cocina buscando un embudo de acero inoxidable que no pudo encontrar, pero encontró uno de plástico que a final de cuentas hace lo mismo… “embuda”.

Llego al cantón y me dio mis obsequios diciéndome que me los he ganado por ser un buen adulto del que no tiene que avergonzarse,… tan seguido.

No cabe duda que todos los días se aprende algo nuevo verdad…

EMBUDAR. tr. Poner el embudo en una vasija para transvasar fácilmente un líquido.

…los leo en el futuro