***

Ayer soñé con ella, éramos adolescentes como cuando nos conocimos,

y me vio que yo traía del brazo a otra compañera.

Su rostro bajo la lluvia, triste, decepcionado, no lo puedo olvidar.

Mas que un sueño, pareciera que fue una pesadilla.

No pude explicar, no había nada que explicar, la lluvia caía sobre nosotros a mitad de la calle.

Sus zapatos escolares en mano, sus lentes empañados.

Y sonrió, y dijo: “que gusto me da por ustedes” “¿Hace cuanto son novios?”

Soltamos una carcajada, ella nos acompaño con su sonrisa silenciosa, el malentendido estaba a punto de ser aclarado.

***

-Eran las 03:33 de la madrugada, como es costumbre en ese momento, desperté de mi sueño.-

-Te leo en el futuro…-

***