Según la ciencia medica el acto de permanecer insomne tiene severas consecuencias en el cuerpo humano, siendo uno de los principales el trastorno de los pensamientos y de la percepción de las cosas, y por el lado contrario el hecho de dormir mas de la cuenta tiene la consecuencia de que terminas irremediablemente fichado como un huevon que se la pasa acostado sin hacer nada; pero desde hace años en los entornos que me ha tocado explorar escucho el mismo cantar de cada voz:

Entre mas duermes mas ganas tienes de seguir acostado

Nada es mas cierto, pero en un caso personal la capacidad de permanecer en hibernación o insomne simplemente responde a las necesidades del momento, actualmente ya voy para 5 meses en estado de hibernación y la computadora maestra de la nave solo me despierta para forear y ahora para escribir en este blog, pero cuando tengo la necesidad de levantarme temprano como han sido las ultimas semanas, lo hago sin dificultad y cuando en el peor de los casos hay trabajo de por medio las horas dedicadas a dormir desaparecen de mi agenda, para dar paso a horas de actividad sin consecuencias graves de en mi percepción de la realidad (si no pregúntenle a la Samara y a papá Pitufo que están viendo la tele y comiendo maruchan sabor chichi de sirena con limón y chile habanero mientras escribo esto)
A mi me gusta estar despierto cuando hay que estarlo, de hecho llegan momentos en los que me quejo a los cuatro vientos de faltarle horas a mi día para poder estar mas tiempo sin hacer nada, pero cuando se puede hay que hacer un buen y sabroso mímí.
Voy a tomar una siesta.