Ahora si que no mamen, le aumentaron al salario mínimo del fregado trabajador mexicano DOS PINCHES PESOS.

A todos los que estuvieron involucrados en esa “decisión”:
¡Vayan y chinguen a toda la puta poca madre que les queda!
Ah y antes de irme a seguir preocupando por mis problemas de desempleo (desde la semana pasada soy un desempleado mas) mientras veo Alicia en el Pais de las Maravillas, quiero dejar bien claro que yo soy del grupo a los que les vale verga que ya hayan liberado al jefe Diego.
Te leo en el futuro,…