…no pierdas el sentido del olfato,…

…y tampoco el sentido del humor.
¡Te leo en el futuro!