Anoche, para no quedarnos con el mal sabor que nos había dejado la serie de eventos ocurridos en el desfile del martes de carnaval, mismos de los que escribí en el pos EL SALMON, nos fuimos a la Feria del Carnaval.
Y que creen?
TAMPOCO HUBO UNA BALACERA!!!
y afortunadamente tampoco hubo estampida humana.
Obviamente lo mejor de ir a la feria es la cena, por que te puedes ir a cenar unos tacos bien grasosos, comer algodón de azúcar, gorditas de nata, y todo sin el remordimiento de que te va a crecer el culo como tambo de aceite o de que el corazón se va a poner en huelga por tanto tragar.
Pero como no le tome ni una foto a la megaquesadilla que me cene, paso al siguiente mejor punto de ir a la feria, ¡LOS JUEGOS MECANICOS!
A HUEVO!
Si vas a la feria es para subirte mínimo a un juego que te va a dejar el corazón tan enchinga y las venas tan limpias por tu acelerada circulación, que estarás listo para cenarte hasta dos quesadillotas.
Pero el chiste es subirte con alguien que grite mas que tu, subirte solo la neta no tiene el mas mínimo entretenimiento, ¿a poco no?.
Bueno ya mucho blah blah blah,…
ahora unas fotos,…
Esta señores es la Sección de Juegos Mecánicos de la Feria del Carnaval de Mazatlan:

No puede faltar “el poli corructo” que te de la bienvenida:

A este juego me subí hace unos años, y cometí el error de no sacarme las monedas de las bolsas, ahí si como decimos en TWITTER, #FAIL
El Twister es uno de los mas divertidos, sobre todo cuando te dejan allá arriba como media hora por que el controlador se fue a preparar su sopita maruchan que va a cenar:

El ratón loco (o no se como se llamo en esta feria) si te pega una buena mareada, este es el único juego de “alto nivel” al que mi little family ha aceptado subirse conmigo y pues no aguanto y la pobrecita se bajo chille y chille.

A este que según un letrerote, se llama El Extreme, es al que mas me quería subir anoche pero no pude (BUAAAAAHHHH!!! BUAAAHHHHH!!!) por que nadie se animo a subirse con YO, y pues como dije al principio, subirte solo no tiene chiste, se veía bien “curado” (divertido) desde abajo por que no sabes si los gritos van o vienen.
La Rueda de la Fortuna de este año, y de años anteriores, tiene unas casetas que al momento de estar hasta arriba se voltean y te ponen de cabeza, pero esta si que, nomas no se me antoja nunca.
Este nomas te sube y te baja dando vueltas, ¿que chiste verdad?, no se por que gritan.
Si quieres saber como se ve el mundo desde adentro del vórtice de la fuerza centrifuga de estas chingaderas, saca tu cámara (o tu celular como yo) y toma una foto en pleno giro, solo debes estar dispuesto a perderla en caso de soltarla.

Ya por ultimo, el juego que me quito el dolor de cuello por tanta tensión que he tenido últimamente fueron los carritos chocones, y eso que le solte el volante a mi little family y yo solo iba de copiloto.
El Xhabyrito???, claro si fue pero se nos perdió al principio en la zona comercial, así que lo fuimos a reclamar al departamento de xhabyritos perdidos ya que íbamos de salida, je je je nocierto nocierto, el también se paseo, ceno y corrió como loquito todo el rato que estuvimos en la feria, y hasta bailo solo cuando fuimos un rato a escuchar a una banda que estaba tocando en vivo, pero como estaban llegando al baile muchas muchachas bien buenas con pantalones pegaditos y falditas bien cortitas (¡CHIQUITAS MAMAS!) le dije al xhabyrito que ese no era lugar para nosotros dos, que cerrara los ojitos y que ya dejara de decirme “tío!, tío!, ya búscame una tía
LOS LEO EN EL FUTURO