La vida después del blog no existe,

no importa la presencia en las redes sociales,

si un blog muere,

no hay nada mas allá.