Sufran Mortales:

 

El contenedor orgánico al que esta atada mi energía, continua deteriorándose con el paso del tiempo.

Hoy mientras me peinaba y admiraba mi viril galanura frente al espejo, me he visto brillar en la cabeza esos alambres de plata que los humanos llaman canas.

Ya me habían dicho de su existencia arriba de mi frente justo al centro, de hecho ya había visto una, hoy en ese lugar vi como tres, también me han dicho que ya tengo unas cuantas visibles en algún lugar de la nuca.

Mi cuerpo esta cambiando nuevamente, como cambió hace décadas cuando me cambió la voz, como cuando me salieron pelos en el culo… y que por cierto… ya me voy,… voy a revisar si ya tengo canas en el culo!

 

¡QUE PINCHIS EMOCIÓNS!

…los leo en el futuro.