Yo no se ustedes pero cuando me entere del “nombrecito” que se habia adjudicado este grupo de sicarios en lugar de preocuparme por otro grupo delicitivo mas a la lista de los ya existentes en México, sufri un “hilarius cagamentus” o como dicen ustedes los mortales, me estaba cagando de la risa.