Siempre he pensado que los hipopótamos son los animales mas INSENSIBLES sobre este planeta, pero hace rato mire en un documental a una hipopótamo sufriendo por su cría a la orilla de un río, y me sentí medio culero por fundamentar mis prejuicios en el aspecto físico de los pobres hipopótanimalejos.
¡Bue! así las cosas,… 
…el otro día mi “little family” y yo sacamos a pasear a nuestra perra rottmonster, una pinché perra huevona que se ha dedicado a engordar aprovechando que casi no la saco a ejercitarse, pero que como es de raza la señorita pues hasta gorda se mira bien bonita a tal grado que cuando la llevo a maleconear los gringos se detienen a platicar sobre la prohibición de esos animales en algunos estados, que son muy buenos para ejercicios policíacos o que si tardaron mucho en llevar agua cuando lo de Katrina (como les arde le fundille cada que les recuerdas eso).
Así que en esta ocasión llevamos a nuestra perra huevona a pasear un rato a un parque de aquí en corto, pero la muy vaquetona nomás llego a aplastarse y a quedarse ahí a mi lado (¿pensaría acaso que yo también me iba a ejercitar?) en la banca mientras mi little family hacia amistad con otra infanta aparentemente de su misma edad pero mas rara, que a mi se me hizo muy sospechosa como si nos estuviera analizando y recopilando datos, después me dijo mi little family que era una exploradora de la próxima invasión extraterrestre.
Lamentablemente el Xhabyrito no pudo acompañarnos y se quedo como el chinito,… nomás milando, por que pues además que esta muy chiquillín, con eso que le dio tos por las lluvias de días pasados pues no me lo sueltan según para poder hacer valida la garantía en el departamento de bebes.
Como no se dibujar a los rottweilers siempre he representado a mi “moustra” como si fuera una nube de smog, pero nunca logro ese efecto y acaba pareciendo un borrego percudido, pero pues al menos se mira mas cariñosa y maternal que un hipopótamo, pero dudo que lo sea, pues como les decía al principio del post, aun es Rottmonster señorinna a pesar de sus 4 años de edad y los tres novios que la han pretendido aquí en casa sin conseguir el mínimo éxito en el intento de hacerla mamá rottweiler se han marchado a su casa maltratados y humillados peor que el inútil al que le canta la paquita la del barrio.