Que mejor que llevar a tu rottmonster a caminar a la playa, y mientras esperas la puesta de sol, ponerte a dibujar sobre la arena.

Así como la ven cada una de esas “huellitas” de mi rottmonster tienen una alta capacidad de inflingir dolor y mas si te llega a agarrar sin calzado y con todos sus kilos.
Y para que no se queden con las ganas, así fue como despedimos al sol ese día.

LOS LEO EN EL FUTURO
______________________________
El Xhabyra en:
______________________________