Como siempre experimentando con nuevas tecnologías para mejorar la calidad de mis pendejadas posts, les presento al culpable de haberse chingado la compu hace unos días.
El post como podrán apreciar, se realizó utilizando un nuevo software, que permite emular los dibujos y hacerlos parecer como si estuvieran hechos a lápiz, y coloreados con crayolas y colores convencionales de esos de madera.
Casi casi da la impresión así como si el borrador o storyboard diseñado para su historia les gusto tanto que decidieron publicarlo así, y “para nada nuncamente” da la impresión que les dio hueva volver a hacer los dibujos de nueva cuenta, ademas de considerar que solo nos queda medio cartucho de tinta color negro para la pluma fuente, ¡no señor!, esa impresión para nada que se da.
Lo que mas me gusto es la herramienta que permite hacer el efecto que imita a la perfección el recalcado con pluma fuente sobre los diálogos originales diseñados originalmente a lápiz por el mismo programa.

Así es, nunca estuvo descompuesta, el error estaba en una aplicación que no permitía la veloz ejecución del poderoso software que acaban de ver en acción, por cierto que otra opción muy interesante de ese programa, que consiste en juntar todos los dibujos que se hicieron y los acomoda en una hoja y le da la apariencia de acoplamiento exacta dando como resultado final, una apariencia muy precisa que a primera vista es como si fuera una hoja mas de mi libreta de dibujo.
Poca madre! ¿no?
LOS LEO EN EL FUTURO